Nacimiento de la diabetes

Breakthrough_0

Existe muchísima información sobre la historia de la diabetes: hubo varios personajes que ayudaron al descubrimiento de esta enfermedad y sus posibles tratamientos. En la descripción que hago menciono algunas de las figuras significativas y sus aportes más relevantes, para entender cómo evolucionan la ciencia, la medicina y el conocimiento del ser humano.

¿De dónde viene la diabetes? Era conocida antes de la era cristiana: en un papiro descubierto en Egipto en el siglo XV A.C., ya se describen síntomas que parecen corresponder a la diabetes. Fue el notable médico griego Areteo de Capadocia, quien, en el siglo II de la era cristiana, le dio a esta afección el nombre de “diabetes” que significa en su idioma correr a través, refiriéndose a la eliminación exagerada de agua por el riñón. Pero fue Thomas Willis, médico inglés, quien en el siglo XVII hizo una descripción magistral de la diabetes: refiriéndose al sabor dulce de la orina, le dio el nombre de diabetes “mellitus”, del latín sabor a miel.

Los primeros trabajos experimentales relacionados con el metabolismo de los glúcidos fueron realizados por el fisiólogo francés Claude Bernard en 1848. En la segunda mitad del siglo XIX el otro gran clínico francés Apollinaire Bouchardat, señaló la importancia de la obesidad y de la vida sedentaria en el origen de la diabetes y marcó las normas para el tratamiento dietético, basándolo en la restricción de los glúcidos y en su bajo valor calórico.

El alemán Paul Langerhans empezó la búsqueda de la hormona producida en el páncreas en 1869, pero recién en 1921 fueron los canadienses Frederick Grant Banting y su asistente Charles Best, quienes consiguieron aislar la insulina y demostrar su efecto hipoglucemiante. ¡Fue una de las conquistas médicas más trascendentes del siglo XX!  

Banting trabajó con Best y más tarde junto al químico James B. Collip y al médico fisiólogo J.J.R. Macleod, descubriendo la función de la insulina: administraron esta hormona obtenida de los islotes de Langerhans a perros diabéticos. Comprobaron que descendían los niveles de azúcar en sangre y orina, y desaparecían los síntomas típicos de la enfermedad. Repitieron varias veces los experimentos con resultados distintos, en función de la pureza de la insulina utilizada. Fue Collip el que se encargó de lograr una que fuera lo más pura posible. La usaron por primera vez, pocas semanas después, en un chico diabético de catorce años que mejoró de forma extraordinaria su enfermedad.

Banting y Best detallaron la técnica en un artículo que se publicó en el Journal of Laboratory and Clinical Medicine en 1921-22. La primera descripción de los resultados de la insulina para la diabetes figura en el artículo “Pancreatic extracts in the treatment of diabetes mellitus”, publicado en 1922 en el Canadian Medical Association Journal. Banting y Macleod recibieron el Premio Nobel de Medicina en 1923.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s